¿Qué venden las empresas culturales?


Anteriormente les he ido pasando información de que son las industrias creativas, las industrias culturales, empresas culturales, pero en sí que es lo que ofrecen estas empresas. Bueno pues la empresas culturales ofrecen productos o servicios igual que las empresas tradicionales, pero que son  mucho más complejos, ya que tienen un valor tanto económico como un valor cultural, este último, asignado por el consumidor. Es decir que cuando compramos un producto o servicio cultural (libros, música, un cuadro, escultura, la experiencia de un concierto, obra de teatro, un recorrido por una zona arqueológica, etc.), adquirimos tanto un bien material en algunos casos, pero sobre todo adquirimos bienes intangibles, a los cuales se les asignan valores culturales; compuestos por el valor estético, espiritual, social, histórico y simbólico que el artista o productor cultural intenta plasmar en el producto o servicio, pero que al final el consumidor es quien le asigna dicho valor de acuerdo a su entorno y percepción subjetiva.

Como lo dice Cristina Rascón Castro en su libro La economía del arte:

“Los bienes culturales se mueven en un mercado dual: el mercado físico (bienes materiales) y el mercado de las ideas (mercado simbólico o de valoraciones)”.

Una de las características de la oferta de productos y servicios culturales es que a menudo incluye tanto bienes tangibles como servicios en uno mismo.

Entonces un producto cultural es creado por la industria cultural (productores independientes y empresas), con contenidos simbólicos, y destinados finalmente a los mercados de consumo con una función de reproducción ideológica y social.

Anuncios